Novedades

Celebramos los 50 años de crecimiento de la Gestión Humana en Uruguay

Aniversario de la Asociación de Profesionales de Gestión Humana

El mundo laboral y la forma de gestionar el talento humano ha cambiado drásticamente en los últimos años como consecuencia de los avances tecnológicos y la competencia de los mercados. Hace apenas diez años, los principales desafíos del departamento de recursos humanos eran la planificación de la sucesión y potenciar a los líderes las habilidades necesarias para tener éxito. Ahora, las tendencias afirman que las organizaciones ven como principal desafío la creciente competencia por colaboradores calificados como resultado, el lugar de trabajo está mucho más centrado al bienestar de los talentos. Esto ha motivado a cambiar la concepción de la Gestión Humana dentro de las organizaciones, asumiendo nuevos roles y siendo pieza estratégicas en el negocio. Uruguay no es ajeno a esta evolución y en este 2022 la gestión humana como la conocemos celebra sus 50 años.

Este 21 de enero del presente año, la Asociación de Profesionales Uruguayos en Gestión Humana celebra en su 50 aniversario. La asociación es reconocida por autoridades nacionales, líderes de opinión, empresarios, organizaciones sociales y sindicales, medios de comunicación y la opinión pública en general como la institución referente en el área de gestión humana en el Uruguay. Estos 50 años han sido posibles gracias al compromiso, dedicación y el trabajo realizado de muchos de sus directivos, socios, adherentes, organizaciones, encuentros multidisciplinarios, que potenciaron la profesión.

En aquel 21 de enero de 1972, la organización fue fundada como ADMINISTRADORES DE PERSONAL DEL URUGUAY (A.P.U.) en una primera reunión realizada en las instalaciones del ex Club Shell de Montevideo ubicado en Bulevar Artigas (frente a la plaza “José P. Varela”) en donde administradores, Jefes y/o Gerentes de Personal, se venían reuniendo a instancias del responsable de la función en la Compañía Shell, Don Alberto Bowley, quien fue designado como primer Presidente de la Institución. Así iniciaba sus actividades en momentos muy difíciles para el país y las empresas en general, en donde la actividad del gestor humano estaba limitada a la gestión administrativa, preocupada fundamentalmente de registros y asuntos de bienestar. Solamente en empresas multinacionales o algunas locales de mayor tamaño, los colegas enfrentaban el desafío de atender, de forma aún algo inexperta, la creciente relación colectiva del trabajo, con los sindicatos de fábricas principalmente. Por tal razón, en algunas empresas también se denominaba a nuestra área o sector: “Relaciones Industriales o institucionales”

Nada tiene que ver la posición que el departamento de personal tenía en cualquier organización empresarial hace 20 años, que la desempeñada en la actualidad por el departamento de RRHH. Se ha ido centrando poco a poco en la dirección de personas, buscando el cumplimiento de los objetivos de la empresa y aumentando su influencia en la organización. Podemos observar la asignación de un nuevo papel al departamento de Gestión Humana.

Las funciones asignadas a este departamento difieren de las clásicas de comienzo de la mismísima revolución industrial. Donde antes encontrábamos organización total, control, planificación, hoy podemos ver otros valores como la mediación, la integración o la negociación por coordinar mejor a todos los componentes que formar la organización. Las características personales de cada colaborador son cada vez más importantes.

A partir de las últimas décadas la principal preocupación de los departamentos de Recursos Humanos fue ser partícipe de la estrategia general, a través de la implementación de acciones coherentes y alineadas al negocio y convertirse en una inversión fundamental, sentándose en la mesa de toma de decisiones.

Las organizaciones además de apoyarse en su capacidad financiera o en calidad del producto e innovación, ha debido potenciar una competencia por conseguir a las personas más capaces. Para esto el foco se debe centrar en atraer, retener, motivar y desarrollar personas con talento, aplicando prácticas de dirección de recursos humanos eficaces. Sin embargo, para conseguirlo no parece suficiente simplemente dar más poder e influencia al tradicional departamento de personal, sino que requiere cambiar la forma de pensar sobre la Gestión de Recursos Humanos.

Por este repaso histórico, no ajeno al mercado laboral de nuestro país, podemos subrayar que celebramos junto al natalicio de ADPUGH, los primeros 50m años de la Gestión Humana en Uruguay.

La llamada Administración de Personal fue adquiriendo progresivamente un amplio y destacado nivel profesional, técnico y ético. Simultáneamente comenzaron a desarrollarse los cursos y carreras universitarios tanto en el país, como en toda Latinoamérica, con un fuerte apoyo no sólo de las ciencias administrativas, sino también de las vinculadas muy directamente con las disciplinas sociológicas, psicológicas y económicas. Acompañando ese avance la organización paso a llamarse primero Asociación de Dirigentes de Personal del Uruguay (A.D.P.U.) y posteriormente Asociación de Profesionales Uruguayos en Gestión Humana (ADPUGH).

A lo largo de la historia ADPUGH realizó 25 Congresos Nacionales en estos 50 años, siempre con la participación de destacados expositores nacionales de todas las disciplinas, Latinoamericanos y europeos. Además, el papel destacado de los representantes uruguayos en las actividades de la Federación Internacional (FIDAGH), determinó que Montevideo se convirtiera en la sede Latinoamericana de la Gestión Humana en 3 oportunidades, organizando los Congresos Interamericanos en el año 1984, 1999 y 2017.

En momentos de conmemorar los 50 años de la fundación de ADPUGH y el crecimiento de la disciplina en Uruguay, creemos que se ha realizado y se sigue construyendo con pasión, un estímulo al servicio de la Gestión Humana y su desarrollo de las organizaciones del país. Se debe seguir colaborando en la dignificación del trabajo, procurando que, en nuestras organizaciones, sea cada día más humano. El desafío permanente es continuar siendo un espacio de integración e intercambio, donde los profesionales de Gestión Humana del Uruguay elijan capacitarse y capacitar para hacer juntos una profesión que colabore con resultados extraordinarios.